Muchas páginas Web están abocadas al fracaso antes de publicarse en la red. Este fracaso es debido en un alto porcentaje a una mala planificación y planteamiento de objetivos. Influye de sobremanera la capacidad que tenga el diseñador/desarrollador de entender que cada cliente tiene una necesidad y que nuestra misión es dar soluciones a esas necesidades. Ser conscientes de que trabajamos para el cliente y no para nosotros mismos es algo que nos cuesta mucho aceptar, pero que diferencia exponencialmente a un “diseñador web vocacional” de un diseñador web profesional.Â

Antes de iniciar la producción de un sitio web debemos hacer dos planteamientos fundamentales: Público objetivo (a quien va dirigido el sitio) y el objetivo de nuestro cliente (lo que quiere conseguir).

Vamos a poner el ejemplo de una agencia de publicidad con una importante cartera de clientes que quiere desarrollar una web.

¿Cuál sería su público objetivo? (cliente potencial)

Empresarios, jefes de departamentos de marketing, encargados de negocios que diariamente tienen que atender mil asuntos y siempre están muy atareados con reuniones y varios asuntos. En definitiva, visitantes para los que el tiempo es oro y necesitan encontrar la información que buscan rápidamente, en dos clic como mucho. Son visitantes que buscan una información que aporte una solución a sus problemas o necesidades. Al fin y al cabo una página Web es eso: información que transmitimos al usuario a través de un diseño visual cuya efectividad dependerá de nuestra agilidad para mostrar dicha información de la forma más sencilla y usable posible. Sin dejar atrás la importancia de inspirar la máxima confianza posible a nuestros posibles clientes.

Conclusión de necesidades de nuestro público objetivo: Facilidad, usabilidad, efectividad, confianza y garantía.

¿Cuál sería el objetivo de nuestro cliente?

CONSEGUIR CLIENTES, o lo que es lo mismo: Conseguir beneficios.
Para conseguir este objetivo debemos hacer una Web acorde a nuestro público objetivo. En este caso:

– Una página a la que se pueda acceder a la información deseada rápidamente, realizando un diseño acorde a nuestro público objetivo (facilidad, usabilidad, efectividad, confianza y garantía. En este caso agradecerán y valorarán la agilidad que tengamos para mostrar nuestro mensaje. Accederán rápidamente a la información que buscan. Y a la vez hemos conseguido que vean que somos capaces de realizar una Web USABLE Y EFECTIVA.

– Usando los clientes de la agencia como mayor aval y dando acceso en todo momento a los trabajos realizados. Viendo que cierto número de empresas han confiado ya en esta agencia conseguiremos que la confianza de nuestro visitante aumente. La confianza que inspire un sitio web es algo fundamental para una persona de cuya decisión depende la inversión de varios miles de ⦣8218;?. Con esto conseguimos generar CONFIANZA en el posible cliente.

– Un sitio que muestre muchas facilidades de contacto en todo momento, incluso la posibilidad de que nosotros contactemos con ellos si en ese momento no pueden llamarnos o escribirnos. Con esto aumentamos la FACILIDAD y la rapidez para que nos contacten, algo fundamental ¿no creéis?.

– Justificando los servicios de la agencia con ejemplos reales. Por ejemplo: si hablamos de servicios de anuncios publicitarios en tv, podemos poner un enlace al mejor video publicitario realizado para algún cliente de la agencia, con lo cual estamos ofreciendo una GARANTÍA total de trabajo.

– En definitiva, cualquier acción que facilite una navegación, rápida, usable, efectiva y que genere la confianza necesaria para que nuestro posible cliente confíe en nosotros.

¿Qué debemos evitar al realizar este tipo de web?

Evidentemente, cualquier acción que dificulte las necesidades de nuestro público objetivo, por ejemplo realizar un sitio con animaciones espectaculares inundando la pantalla con efectos, sonido, multimedia y complejos métodos de navegación (animaciones que te hacen pensar donde tienes que pulsar para acceder a la información deseada), podrán causar sensación hacia cierto sector de usuarios, pero no al PÚBLICO OBJETIVO de este sitio.

Sólo después de realizar un análisis previo del público objetivo de nuestro cliente y del objetivo y necesidades del mismo, podemos realizar un planteamiento exitoso para una web profesional.

Personalmente, me ha costado mucho hacerme a la idea de que se debe trabajar para nuestro público objetivo o usuario y no para mí mismo, pero los resultados me han demostrado que esto es así. A mi y a las principales agencias de diseño web. Empresas que invertían altos tiempos de producción de sus creativos y programadores en realizar webs espectaculares que sólo servían para que los diseñadores/desarrolladores las valoraran en foros de este sector (diseño Web) pero que no conseguían en la mayoría de casos su objetivo.

Frase para recordar = “Una buena producción esta basada en una buena planificación”.

Javier Rodriguez – www.javirodriguez.com

About Javier Rodríguez

CEO en @xtrared. Ayudo a las empresas a #sermásenInternet a través de #seo #socialmedia #diseñoweb. Orgulloso padre de familia.

Deja un comentario