Comentaba en el último artículo de mi blog, que estaba viviendo un año frenético, lleno de contrastes. Es muy probable que tú te sientas igual, y es que, la televisión, prensa y medios no paran de acribillar nuestra moral con noticias negativas que no hacen más que reflejar la realidad del sufrimiento  de muchos, para la tranquilidad y bienestar de unos pocos (por desgracia).

Creo que es justo que me sincere ante vosotros, aún a riesgo de arrepentirme de ello algún día. Pero la verdad es que esta situación en la que nos vemos envueltos por culpa de los que no paran de contar beneficios cada año, me indigna hasta el punto de sentir como cada día, hay un run run en mi interior que provoca todo un sentimiento de contrariedad y repulsa hacia la clase política y bancaria de este país. (incluyo todos los partidos, no a todos los políticos)

Todos Casi todos estamos pasando dificultades, unos más que otros, pero es digno reseñar algunas situaciones por las que están pasando muchas familias y que tal vez dentro de poco te suceda a ti:

– Más de 300.000 familias han perdido su casa en el año 2010. El banco embarga su vivienda, la subasta y si nadie las compra se las queda por la mitad de su importe para después venderla por el doble y así obtener doble beneficio. Resultado: el banco obtiene dinero por el hipotecado anterior al que ha dejado sin vivienda y con una trampa de por vida… y además sigue ingresando por el que compra la vivienda. Todo esto con el amparo legal que el gobierno de España les otorga. Todo esto con el silencio cobarde de muchos medios de comunicación (a los cuales los bancos pagan para anunciar, entre otras mentiras, las viviendas que embargan y deben callar).

Estas familias que tienen que elegir entre pagar la hipoteca o llegar a final de mes, reciben llamadas de los callcenters del banco que están perfectamente formados y capacitados para hacerles sentir mal por no pagar sus cuotas, intimidarlos, coaccionarlos llamando por teléfono a las 11 de la noche o las 8 de la mañana para presionar aún más y recordarles lo desgraciados que son. Lamentable.

Un importante número de familias tiene a todos sus miembros en paro. Mientras, muchos políticos tienen varios sueldos por los diferentes cargos que obstentan.

En estos momentos hay miles de personas que no tienen ingresos y están totalmente desamparadas.

Hoy leo en el periódico “El Mundo”, que un hombre ha fallecido al intentar entrar en su vivienda desahuciada por la ventana.

En España, todos los días hay imágenes como esta:

Mientras, algunos bancos se permiten el lujo patrocinar la NBA o la liga de fútbol pagando sumas ofensivas de dinero.

Lo más triste de todo esto, es la pasividad con la que la sociedad española, concretamente esa clase obrera que todos tenemos en nuestra memoria, esa que  en los periódicos antiguos con la mano alzada en contra de la represión del poder hacia el pueblo, asiste a esta “ejecución silenciosa” sin que nadie diga “hasta aquí hemos llegado”.

Afortunadamente para mi, este Tsunami (maldita palabra) financiero aún no me ha cogido, pero no puedo quedarme impasible ante lo que considero un “atraco legitimado” contra los que con mucho esfuerzo, no hacen más que trabajar (o intentarlo) para mantener a nuestras familias mientras vemos, día tras día los casos de corrupción política.

Por fortuna no tenemos un dictador que nos quite del medio a golpe de gatillo, pero esto va a estallar… y mucha gente se está empezando a sentir preparada para salir a la calle para equilibrar esta situación,  entre los que me incluyo.

Lo siento, hoy no tocaba hablar de recursos de diseño web, pero sí de un gran realidad que nos afecta a todos en algún sentido.

About Javier Rodríguez

CEO en @xtrared. Ayudo a las empresas a #sermásenInternet a través de #seo #socialmedia #diseñoweb. Orgulloso padre de familia.

3 Responses to No podemos quedar impasibles ante las desgracias de nuestra gente
  1. Gran artículo Javi y comparto contigo la verguenza que siento por los políticos de este pais.

    No se como algunos cobrando 250.000 euros al año tienen la poca verguenza de decirles a los demás que tienen que apretarse el cinturón.

  2. Buena reflección Javi, eso no solo es en España, te puedo comentar que en México como los politicos tienen el poder, nunca se bajaran el sueldo al contrario aumentan sus salarios y gastan por cada capricho que les venga en gana.

  3. […] pasado 18 de marzo comentaba en este humilde blog que no podíamos quedar impasibles ante las desgracias de nuestra gente. La olla a presión en la que se ha convertido España había empezado a pitar y era cuestión de […]


[top]

Deja un comentario