Â

Kansei es un término japonés donde la sílaba kan significa sensitividad y sei significa sensibilidad. Se usa de forma polisémica para expresar la cualidad de un objeto de despertar placer en su uso. Así, hay objetos con mucho kansei y otros con absolutamente ninguno. La definición que da Grancomo es bastante acertada.

El profesor Mitsuo Nagamachi desarrolló en los 70 una técnica para incorporar esos aspectos en el proceso de diseño industrial. Esta técnica, bautizada como Ingeniería Kansei (Kansei Engineering), ya ha sido puesta en práctica por algunas empresas con bastante éxito.

La casa Mazda es, quizás, una de las empresas que más firmemente ha apostado por la ingeniería Kansei casi desde sus inicios. Su mecenazgo sobre los trabajos del profesor Nagamachi le ha dado más de una satisfacción: el Mazda MX5, diseñado desde la base mediante estas técnicas, se ha convertido en el roadster más vendido del mundo, por poner un ejemplo.

La Ingeniería Kansei es especialmente interesante para los que nos dedicamos al diseño de productos interactivos. Cada vez más, se está expresando la necesidad de tener en cuenta los aspectos subjetivos (emoción, afecto, percepciones, sensaciones…) en la experiencia de uso, yendo más allá del puro diseño visual. Podríamos decir que se trata de poder objetivar esos aspectos, de que no dependan de la “magia y la intuición”, sino que se establezcan con criterio y solidez.

La emoción en el diseño de interacción es un tema de moda. Todos estamos pendientes del lanzamiento del próximo libro de Norman (Emotional Design), que parece que no vaya a salir nunca. También el próximo CHI tendrá un área especial dedicada a emoción y diseño en interacción.

Desafortunadamente, parece que los esfuerzos de la comunidad se quedan en decir que “hace falta” considerar los aspectos subjetivos. No existe metodología para poder ponerse manos a la obra de forma rigurosa.

Marco Van Hout está centrando su tesis de máster en incorporar la Ingeniería Kansei en el diseño de interacción. Concretamente, su objetivo es establecer un protocolo (modelo + metodología) para incorporar los aspectos subjetivos y emocionales en el proceso de diseño de productos interactivos. Aparentemente, los profesionales de la HCI, arquitectura de información y usabilidad seremos los más beneficiados por esto. Nos dará las pautas para poder mejorar nuestro trabajo de una forma rigurosa, y dentro de los esquemas de diseño centrado en el usuario.
Artículo extraido de www.terremoto.net

About Javier Rodríguez

CEO en @xtrared. Ayudo a las empresas a #sermásenInternet a través de #seo #socialmedia #diseñoweb. Orgulloso padre de familia.

One Response to Ingeniería Kansei: incorporar emoción y afecto en el proceso de diseño.
  1. […] Competir con google a día de hoy se me antoja una tarea ardua y complicada. Hay cosas que el dinero no puede pagar y ese efecto “kansei” que google ha despertado en toda la “comunidad” de internet resulta un muro infranqueable para aquellas compañías que quieran quitarle el lugar privilegiado que ocupa. Algo, que por otro lado se tiene más que merecido. Y esque Google, cumple a “rajatabla” esa ley natural que dice: “cuando das algo sin pedir nada a cambio, recibirás el doble de lo que has dado”. […]


[top]

Deja un comentario