Querido objetivo:

Soy Marcelo. No me conoces aunque llevo relacionándome contigo algo más de un año gracias a que me encuentro entre tus “amigas” de facebook.

Te escribo para darte las gracias. Tantos meses compartiendo tu vida, aficiones y demás conmigo me ha provocado un sentimiento afectivo hacia ti que me ha llevado a querer escribirte esta carta. Y es que es mucho lo que has compartido conmigo estos meses:

Sé que te llamas Ignacio Gil Martín, que tienes 34 años (y un muy buen sueldo por lo que he podido comprobar en tu casa), lo que te gusta (y también lo que no), que tu mujer se llama Lidia García López y que tus hijos estudian en la guardería “Pequeñín”. Las fotos de tus vehículos (coche y moto) con sus matrículas me han permitido conocerte aún mejor.  Controlar tus horarios y los de tu familia ha sido realmente sencillo.

Parece que fue ayer y han pasado más de 12 meses. En este tiempo me has hablado de tu trabajo, de tu jefe (cómo se aprovecha de tí el muy cabr…); también de lo mucho que te jode entrar a las 7 de la mañana en el trabajo y de cómo te gusta tomarte unas cervezas con tus amigos al salir a las 3 de la tarde. Ese cochazo que tienes, tu moto, la bicicleta Pinarello ¡Como la de Induráin! que te regalaron… eres todo filón y me lo has puesto tan fácil que mi equipo y yo no hemos tenido más remedio que priorizar tu proyecto entre otros que eran más recelosos a compartir conmigo todo lo que tu no has escatimado en ofrecer.

Cuando el mes pasado comentabas una y otra vez que te ibas de vacaciones en un crucero durante 15 días con la familia, pensamos que era el momento de culminar nuestra relación.

Cuando llegues a casa verás que tanto mi equipo, como yo te hemos realizado una visita. Tu coche, moto, TV de 55″ (con 3d) y todos los objetos de valor que tenías en casa los hemos tomado prestados de forma indefinida, eso sí, te hemos dejado la tele pequeña de tu habitación que tanto te gusta… no olvides que te aprecio y que nuestra relación “me gusta”.

Felicita a tu mujer de mi parte mañana, es vuestro aniversario.

Fdo.  Una amiga que tienes en facebook.


 

Este artículo está basado en hechos reales (muy numerosos), con datos falsos para ilustrar la exposición que ofrecemos de nuestra privacidad en las redes sociales. Con ello invito a una reflexión a todos los que comparten donde están, con quién, qué compran, etc… tened cuidado, entre vuestros “amigos/as” puede estar Marcelo.

 

About Javier Rodríguez

CEO en @xtrared. Ayudo a las empresas a #sermásenInternet a través de #seo #socialmedia #diseñoweb. Orgulloso padre de familia.

6 Responses to Carta de un ladrón 2.0 a su víctima
  1. Todo el que tenga Facebook le merece que le pase eso y más.

    Hay que ser muy tonto para publicar datos de tu vida a ojos de los demás.

  2. Carta de un ladrón 2.0 a su víctima 10/07/2014 at 11:56 am Responder

    […] Carta de un ladrón 2.0 a su víctima […]

  3. el que es muy tonto es el que agrega por decir que tiene muchos amigos en face sin comprobar quienes son, ah y tu por decir tonterias, osea que por tener face se es tonto no??? muy bien chavalote te as ganado el premio al comentario mas gilipollas del año

  4. Vaya jilipollez…… Hoy en día te pillan dos rumanas en carrefour para que les lleves la compra y……

  5. Navegante, ¿eres Imbécil, un psicópata, o sólo asocial?

  6. […] Por si hay algún ladrón 2.0 husmeando a través de mi blog, te adelanto querido Marcelo, que no tienes nada que rascar por […]


[top]

Deja un comentario